Detienen a Silvia Reséndiz, de Mexicali Resiste

por Viridiana Ramirez

El día domingo 30 de junio fue detenida por agentes migratorios estadounidenses la activista y luchadora social mexicalense, Silvia Reséndiz, al intentar cruzar a la ciudad de Calexico, California, para realizar compras. Silvia iba acompañada de dos de sus nietos, de 9 y 13 años de edad, quienes también fueron retenidos en el cruce fronterizo Mexicali-Calexico.

Silvia es madre de León Fierro Reséndiz, activista de Mexicali Resiste, opositor a la privatización del agua en Baja California y a la instalación de una planta de la empresa estadounidense Constellation Brands en Mexicali, quien también fue detenido y despojado de su visa por autoridades migratorias cuando intentaba cruzar a San Diego para asistir a un foro a finales del año pasado.Los dos menores detenidos el día de ayer son hijos de León.

Los activistas defensores del agua en Mexicali han sido objeto de una intensa campaña de criminalización de la protesta social por parte del gobierno estatal. Se han llevado a cabo decenas de procesos jurídicos en contra de integrantes de Mexicali Resiste y de otros grupos organizados que se oponen a la venta del agua del estado a la compañía cervecera. En diversas ocasiones, han sido objeto de represión, hostigamiento y encarcelamiento. Destaca el encarcelamiento de León Fierro en mayo del año pasado, quien estuvo detenido por 20 días al ser acusado falsamente de agredir a policías en el desalojo violento que realizó el gobierno del estado contra activistas que detenían la construcción de un acueducto para entregar el vital líquido a la fabrica de cervezas de exportación.

Aparte de León Fierro, existe otro activista, Jorge Benitez, quien también fue detenido y despojado de su visa al intentar cruzar a California. Se trasciende que el gobierno de Baja California y representantes de la empresa Constellation Brands emitieron boletines de alerta ante el gobierno estadounidense contra por lo menos 30 activistas defensores del agua en Mexicali.

Activistas señalan que es sumamente grave lo que ocurre con estas detenciones, pues el gobierno de Estados Unidos se está sumando a la criminalización de la protesta en México. Mencionan, además, que es grave el mensaje difundido por las autoridades estadounidenses con estos hechos, pues significan que si un ciudadano mexicano protesta contra la instalación de una empresa estadounidense en México, el gobierno estadounidense los puede negar la entrada a su país y detenerlos ilegalmente al intentar ingresar.

Silvia y sus dos nietos fueron detenidos a las 14 horas y sólo se le permitirá realizar una llamada hasta las 18 horas. Al comunicarse con su hijo León, le informó sobre su situación y sobre el hecho de que no habían recibido agua ni comida durante el tiempo en que llevaban detenidos. Asimismo, Silvia padece de diabetes, por lo que quienes protestan por su liberación consideran preocupante su estado de salud mientras se encuentra detenida e incomunicada. Hasta el dÌa de hoy, a las 8 horas, tiempo local, no han sido liberados.

 

 

Otras publicaciones

Ver todas las actividades