• La Asociación Jalisciense de Apoyo a Grupos Indígenas A.C. (AJAGI) fue fundada el 22 de agosto de 1990, con el objeto de trabajar para la reconstrucción integral del territorio y hábitat del Pueblo Wixárika, esto es; trabajar por una verdadera transformación en la región, mediante el respeto a los pueblos indígenas, y éstos a su vez puedan plantear y llevar a cabo sus propuestas de desarrollo con una perspectiva propia (crítica, técnica, ambiental y económica), que propicie el mejoramiento de las condiciones de vida y la posibilidad real de seguir habitando su territorio de manera permanente, manteniendo su identidad como pueblo indígena diferenciado.

  • Somos un colectivo de familiares desaparecidos en Coahuila y Tamaulipas, provenientes de Hidalgo, Ciudad de México, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Guanajuato y Coahuila. Nos creamos recientemente pero que tenemos más de 10 años en lucha.

    Somos parte del Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México y hacemos incidencia en materia de desaparición de personas. Uno de nuestros integrantes forma parte del 1er Consejo Nacional Ciudadano del Sistema Nacional de Búsqueda. Además, integrantes de la red ALAS América Latina, una alternativa social que reúne a víctimas de Latinoamérica e Italia en trabajo conjunto de incidencia y colaboración internacional.

  • Somos un organismo de la sociedad civil autónomo, independiente y profesional que desde el 2006, ha sido referente para la defensa de los derechos humanos en Jalisco siendo la única organización en la región que aborda de manera integral y técnica la defensa jurídica a personas y colectivos violentados en materia de tortura y desaparición forzada.

    Buscamos contribuir a un cambio estructural que mejore la calidad de vida de las personas y devenga en una sociedad que experimente los valores de la paz, el diálogo, la justicia y el desarrollo. Con la reforma constitucional del 2011 en materia de derechos humanos, y la aprobación de las más recientes legislaciones generales en materia de tortura y desaparición forzada y por particulares, se permitirá armonizar y establecer los más altos estándares internacionales en dichas materias en Jalisco.

  • FM4 Paso Libre (Dignidad y Justicia en el camino A.C.) es una organización sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de derechos humanos de las personas migrantes y refugiadas mediante la atención humanitaria integral, la incidencia en políticas y la investigación desde el occidente de México.

  • Somos una red civil especializada en ciudadanía binacional y políticas públicas en Centroamérica, México y Estados Unidos, que busca un espacio plural que fomente el diálogo, la reflexión estratégica y los acuerdos en torno a las agendas públicas nacional y global, que potencia la capacidad de
    incidencia de la sociedad civil en el rumbo de las mismas.

  • Organización social independiente y autónoma fundada en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, México en 1963, como organización sin fines de lucro, cuyo objetivo primordial es aportar, desde el marco de la educación y la comunicación popular, a la defensa del territorio, al fortalecimiento de organizaciones civiles y sociales y a la vigencia de los Derechos Humanos en fortalecimiento de organizaciones civiles y sociales y a la vigencia de los Derechos Humanos en su integralidad.

  • Jalisco Cómo Vamos (JCV) es un observatorio ciudadano que monitorea indicadores de calidad de vida en el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) y genera información utilizable con el fin de que ésta lleve a formular mejores políticas públicas e impulse iniciativas ciudadanas que mejoren las condiciones de vida de las personas de la ciudad.

  • Somos un colectivo de familias de personas desaparecidas en Jalisco.

    Nos conformamos en 2016 con el objetivo de acompañarnos en la búsqueda y exigencia de justicia. A partir de entonces auxiliamos y acompañamos a familias nuevas, además de hacer incidencia en organismos locales, estatales y nacionales.

     

  • Somos una organización de la sociedad civil que contribuye a generar una cultura de respeto e inclusión frente a la realidad social del VIH