• El Centro Juvenil es una Asociación Civil que tiene como objetivo generar una cultura de paz, libre de violencia de género a través de la defensa y el ejercicio de los Derechos Humanos de la juventud y las mujeres.

  • Somos una organización civil sin fines de lucro, que tiene como objetivo primordial la difusión, promoción y defensa integral de los derechos humanos, tal y como se encuentran reconocidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en el orden jurídico mexicano.

    El CODEHUCO, surgió hace 26 años como fruto del trabajo de las comunidades eclesiales de base y la pastoral social de la Parroquia San Isidro Labrador en el municipio de Comalcalco Tabasco, atendida por los Misioneros del Espíritu Santo.

  • LA 72. Así, con género femenino, queremos ser una casa acogedora donde las personas migrantes no sólo encuentren pan y cama para dormir, sino encuentren el abrazo solidario, la bendición materna, el lugar donde las mujeres embarazadas den a luz y donde los sueños de una vida mejor se empiecen a hacer realidad.

    Es una gran vergüenza para nosotros que las y los migrantes encuentren en nuestro país sufrimiento y muerte, nos negamos a aceptar la muerte de los setenta y dos en San Fernando, Tamaulipas y por eso desde este rincón empobrecido y olvidado, gritamos y exigimos que el gobierno mexicano frene el holocausto migratorio. Y desde este lugar nuestra mirada y nuestra voz también se dirigen a las víctimas vivas, familiares de los setenta y dos, sirva como un abrazo permanente de consuelo el saber que al entrar a México por la frontera sur, en Tabasco, hay un altar-hogar en honor de las víctimas que derramaron su sangre en agosto de 2010.

    No será la nuestra solo una casa, un albergue, queremos que sea un verdadero hogar donde las y los migrantes encuentren no solo el lugar para descansar, curar sus heridas, comer, dormir, sino también puedan ser escuchados, consolados, atendidos espiritualmente, donde puedan ser orientados y asesorados jurídicamente. Un refugio, un espacio para protegerlos de los victimarios sean delincuentes, criminales o autoridades civiles.