Apoya a trabajadoras sexuales en esta contingencia

La emergencia sanitaria provocada por el Conavid 19, está obligando a muchas personas a recurrir a un “aislamiento social responsable”; sin embargo, hay un grupo numeroso de trabajadoras sexuales cis y trans, de la Ciudad de México que no podrán hacerlo; particularmente 350 de ellas que laboran en La Merced y Puente de Alvarado en la Ciudad de México, otras en Tapachula, Huixtla, San Cristóbal de las Casas y Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, así como de Guadalajara, Jalisco y Orizaba, Veracruz.

En la zona de la Merced, cerca de 50 trabajadoras sexuales que no podrán dejar de salir a la calle para laborar porque viven al día, se encuentran en mayor riesgo por padecer enfermedades crónicas como diabetes, enfermedades cardiovasculares, afecciones cardíacas y cáncer, entre otras más.

Otras 150 trabajadoras sexuales no son de la tercera edad pero tienen a su cargo padres o hijos que dependen de ellas económicamente y como las y los niños no están yendo a la escuela, no están desayunando porque era en las escuelas donde consumían su primer alimento.

 Otro grupo de 50 trabajadoras sexuales cis y trans de Puente de Alvarado y alrededores, viven en la calle y no tienen a dónde ir para mantenerse en cuarentena, por lo que requieren de un espacio en dónde pernoctar y de recursos para consumir un mínimo de alimentos al día.

Un tercer grupo que requiere ayuda extraordinaria se encuentra en Tapachula, Huixtla, San Cristóbal de las Casas y Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, integrado por 60 mujeres migrantes, personas con VIH y mexicanas que laboran en bares, cantinas, cabarets, hoteles de paso y zonas de tolerancia.

El cuarto grupo es de 30 mujeres trabajadoras sexuales de la tercera edad de Guadalajara, Jalisco.

 

Otras publicaciones

Ver todas las actividades