Involúcrate

¡Súmate al Posicionamiento #AguasConLaLeyDeAguas!

Organización:

Ubicación: ,

Continuar leyendo

En uso de nuestros Derechos Constitucionales de conformidad con lo establecido en los artículos 1º, 4º, 6º y 8º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 1, 2, 3, 5, 13 y 26 de la Constitución Política del Estado de Querétaro y las Leyes Reglamentarias en la materia y en apego al principio de Control Constitucional y Convencional hacemos de su conocimiento el siguiente:

POSICIONAMIENTO EN TORNO A LAS INICIATIVAS DE LEY DE AGUAS DEL ESTADO DE QUERÉTARO PRESENTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PAN Y QUERÉTARO INDEPENDIENTE Y LA INICIATIVA DE LEY DE AGUA DEL ESTADO DE QUERÉTARO PRESENTADA POR LA DIPUTADA GRACIELA JUÁREZ MONTES Y DIPUTADO JUAN GUEVARA MORENO INTEGRANTES DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PRI.

ANTECEDENTES:
I. Las iniciativas de referencia fueron presentadas el día 31 de marzo de 2022 a las 10:32 horas la del PAN y QI y a las 10:59 horas la del PRI.
II. Ambas iniciativas fueron turnadas a la Comisión de Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Comunicaciones el día 25 de abril de 2022
III. Como parte de las consideraciones, ambas iniciativas coinciden señalar que “el articulo cuarto párrafo sexto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, establece que toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico, en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible.” De igual manera establece que el Estado garantizará este derecho y la ley definirá las bases, apoyos y modalidades para el acceso y uso equitativo y sustentable de los recursos hídricos, estableciendo la participación de la Federación, las entidades federativas y los municipios, así como la participación de la ciudadanía para la consecución de dichos fines. También señala que en términos del artículo 27 de la CPEM, la propiedad de las tierras y aguas comprendidas dentro de los limites del territorio nacional
corresponde originariamente a la Nación.

IV. En el caso específico de la Iniciativa de los diputados del PRI, se señala que “Actualmente la gestión de agua se encuentra regulada por el Código Urbano del Estado de Querétaro, sin embargo, dicha regulación ha quedado rebasada, por lo que es necesario emitir un nuevo ordenamiento jurídico que contemple todo lo relativo a la materia, dentro del ámbito de competencia que tiene el Poder Legislativo Local para legislar, y así mismo, extraer (derogar) del Código Urbano las porciones normativas necesarias, logrando así una regulación actualizada y acorde a las necesidades, tanto de la sociedad queretana, como de las instituciones reguladoras.

Al respecto, y una vez elaborado el análisis preliminar de ambas iniciativas, hacemos de su conocimiento las siguientes consideraciones:

1. A pesar de que el Informe Anual 2020 sobre la Gestión Ambiental en el Estado de Querétaro, señala que una de las problemáticas ambientales del estado se refiere a la disponibilidad del agua y su contaminación, así como la sobreexplotación y abatimiento de seis de los 12 acuíferos que abastecen al territorio queretano, las iniciativas de referencia omiten un diagnóstico puntual acerca de la sobreexplotación, abatimiento y déficit del vital líquido, haciendo referencia únicamente a que la regulación ha sido rebasada.

2. Al no contar con un diagnóstico sustentado en datos reales, la iniciativa también omite el deber de realizar acciones para restablecer el equilibrio de los acuíferos.

3. No se aborda el manejo integral de agua que incluya la gestión, protección y restauración de la cuencas hidrológicas, es decir un manejo sustentable del recurso hídrico.

4. No hay en la exposición de motivos de ninguna de las dos iniciativas argumentos o elementos de prueba que den fe de una evaluación de los resultados que ha tenido el modelo actual de manejo de agua, que permita validar la pertinencia, idoneidad y potencial eficacia de la selección de las disposiciones propuestas. La implementación de facto de la concesión del servicio público ha conllevado graves consecuencias para la viabilidad y seguridad hídrica de la zona metropolitana. Sin embargo, es dicho modelo el que se propone formalizar en ambas iniciativas. ¿Cuál es la justificación fundamentada? ¿De qué diagnóstico emana?. No se refiere, en cambio, la evidencia diagnóstica existente de las problemáticas provocadas por la actual concesión de servicios públicos de agua y drenaje. Los elementos que se mencionan como justificativos son un código urbano rebasado, la presión hídrica derivada de la expansión urbana y la obligatoriedad de atender al derecho humano al agua. Ninguno de ellos, no obstante, conduce de forma lógica al manejo privado de los servicios públicos como respuesta adecuada.

5. El derecho humano al agua, por otro lado, es invocado, desde una visión acotada y limitada a una sola dimensión del mismo (la disponibilidad ligada al abastecimiento), sin referencia operativa a los mandatos de una distribución equitativa, sustentable y con participación ciudadana, así como de su relación interdependiente con otros derechos como el medio ambiente sano, salud, alimentación o vivienda con lo que se advierte una posible instrumentalización del derecho.

6. Dentro de las definiciones de la ley no se incluyen conceptos básicos asociadas a los atributos del derecho humano al agua. En algunos casos las definiciones son diametralmente diferentes con los estándares nacionales y de los Pactos internacionales vinculantes para nuestro país, con lo que se advierte falta de
armonización legislativa.

7. Tampoco se mencionan coordinaciones institucionales, instancias o mecanismos para la justiciabilidad de los derechos al agua y al saneamiento, dejando de lado la justicia hídrica.

8. En términos de derechos humanos, no se contemplan los atributos del derecho al saneamiento, que forma parte también de la Observación General No. 15, instrumento del que emana el derecho humano al agua.

9. Ni la Gestión Integral del Agua ni la garantía del derecho humano al agua y al saneamiento se contemplan de manera operativa. En cuanto a la primera, que debiera ser la base de una ley de aguas, se omiten disposiciones para el cuidado del subsuelo, suelo, cobertura, ríos, en consonancia con regulaciones conexas relativos a los asentamientos humanos, el equilibrio ecológico, etcétera.

10. Ninguna de las iniciativas cuenta con una visión territorial del agua. No contemplan ni la realidad del contexto rural, ni la diversidad eco sistémica del estado, ni el contexto de cambio climático.

11. La estructura de las iniciativas se concentra en el contenido que corresponde a la Ley Orgánica del organismo operador (misma que debería ser una ley secundaria). En su mayoría, se limita a las funciones del dicho organismo y la emergencia de nuevos organismos privados.

12. Las iniciativas de Ley únicamente realizaron un ejercicio de extracción de los artículos que actualmente regulan a la Comisión Estatal de Aguas en el Código Urbano del Estado de Querétaro y los transforman en la Ley Estatal de Aguas.

13. Ambas iniciativas hacen énfasis en los procedimientos para la privatización por medio del otorgamiento de concesiones.

14. Se advierten atribuciones que podrían entrar en controversia con la competencia federal y en contravención con la Ley de Aguas Nacionales.

15. En suma no se garantiza el derecho humano al agua potable y su manejo integral.

Ante estas deficiencias, inconsistencias y contradicciones manifestamos:

ª Es inaceptable que ambas iniciativas dediquen una parte considerable de sus disposiciones a formalizar la concesión del servicio público a entidades privadas. En particular, porque la idoneidad de dicho modelo en relación con la garantía del derecho humano está siendo severamente cuestionado a nivel global, tanto por la
realidad como por la institucionalidad. Informes de los últimos dos relatores de Naciones Unidas al respecto han detectado riesgos importantes en este modelo.

ª Diversas disposiciones implican un desmantelamiento progresivo de la autoridad actual, manteniéndola, no obstante, al servicio de las entidades privadas. En la iniciativa del PRI, por ejemplo, el rol de la Comisión resulta ambiguo, ya que simultáneamente se le atribuyen funciones como un organismo operador, como promotor, facilitador y asesor técnico de otros organismos operadores, así como autoridad rectora, responsable de la vigilancia y sanción.

ª Por otro lado, la figura de la concesión de los servicios en más de un caso excede las actividades relacionadas con el abastecimiento, adjudicándose competencias delicadas como el otorgamiento de factibilidad hídrica, e incluso facultades que contravienen la legislación federal, como la transferencia de derechos. Al respecto, la propuesta de transmisión de derechos adquiridos promueve la creación de mercados del bien público.

ª No consideran la participación ciudadana en la toma de decisiones, sólo en algunos casos con participación mínima que no incide en los análisis y diagnósticos para la planeación, construcción y entrega de los bienes hídricos.

ª No establece con claridad y suficiencia mecanismos de control, de sanción de rendición de cuentas, de denuncia y de prevención de la corrupción en el sector hídrico.

ª En una ponderación del contenido de las iniciativas con los 12 Consensos por el Agua, acordados por una amplia red de actores a nivel nacional como premisas básicas para el buen gobierno del agua, el contenido asociado con éstos es mínimo.

Por lo anterior respetuosamente solicitamos:

PRIMERO. Que a la brevedad posible se convoque a un ejercicio de Parlamento Abierto para analizar objetiva y profesionalmente la problemática de la escasez de agua en el Estado de Querétaro y las condiciones mínimas para su manejo integral. Al tratarse de normativa ambiental se debe cumplir el PRINCIPIO 10 de la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo y, en particular el Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe, conocido como el Acuerdo de Escazú.

SEGUNDO. Para garantizar el derecho humano al agua establecido en el artículo cuarto de la CPEUM, la Ley de Agua del Estado de Querétaro debe considerar cuando menos los siguientes aspectos:

Sin otro particular por el momento y agradeciendo anticipadamente sus atenciones, quedamos a sus ordenes para cualquier comunicación.

Suscriben:
Laboratorio de Estudios Urbanos y
Sustentabilidad (LABUR)
Ambientalistas del Estado A.C.
Ambientalistas del Centro A.C.
Vocer@s de la Madre Tierra
Agua para todxs
Organizaciones y colectivos del Festival Agua que Corre de Querétaro
Bajo Tierra Museo del Agua de Querétaro