Únete a la campaña solidaria con los pueblos originarios de Oaxaca

,

El pasado 23 de junio del presente, un sismo de 7.4 grados, tuvo su epicentro en el estado de Oaxaca, donde distintas comunidades de la sierra y costa de ese estado siguen padeciendo las consecuencias de este.

Deslaves de carreteras, caminos bloqueados, derrumbes de casas, escuelas y clínicas, comunidades incomunicadas, problemas en los suministros de agua y electricidad. Según datos de las autoridades estatales, a finales de junio, se mantenían en declaratoria de emergencia 87 municipios y 157 como zona de desastre. Lamentablemente, también se han contabilizado al menos diez personas fallecidas.

No se trata sólo de una catástrofe “natural”, lo que hoy se padece en las comunidades indígenas de Oaxaca se debe principalmente a la negligencia, la corrupción, el despojo, la explotación y el desprecio tanto de los malos gobiernos como del sistema capitalista; a quienes sólo les interesa la ganancia de dinero a costa de la vida en el planeta.

Ante la tormenta, la respuesta ha venido de las y los de abajo, de personas, colectivos y organizaciones solidarias que han sumado sus esfuerzos junto a las mismas comunidades que hoy se organizan para sobrevivir en medio de una crisis estructural que hoy se agrava en muchos aspectos: salud, economía, seguridad, trabajo, por mencionar algunos.

Para los de arriba las comunidades indígenas sólo existimos como mercancía o para tomarse la foto en tiempos de elecciones y campañas, nos prometen que las cosas cambiarán, pero nuestra realidad cotidiana sigue siendo la marginación, la pobreza y la exclusión social. Y en las tragedias como la de ahora, sólo nos voltean a ver con racismo y para lucrar con nuestra desgracia.

La pandemia más mortal se llama capitalismo, la cura es la rebeldía y la solidaridad entre los pueblos que hoy resistimos.

Por ello, hacemos un llamado a sumarnos al esfuerzo de las comunidades afectadas que con trabajo colectivo mantienen en pie la dignidad y la esperanza. Sólo con la organización desde abajo, será la manera para volver a poner de pie a nuestras comunidades, al país y al mundo entero.

Invitamos a construir una campaña de solidaridad con nuestras hermanas y hermanos de las comunidades y pueblos de Oaxaca, a seguir haciendo de la solidaridad un principio universal de apoyo mutuo y rebeldía.

A nuestras compañeras y compañeros de la Sexta Nacional e Internacional; a las Redes de Apoyo, Resistencia y Rebeldía; a quienes se sientan convocadas y convocados; sumemos manos y corazones para poner nuestro granito de arena y que amaine la tormenta.

 

 

Otras publicaciones

Ver todas las actividades