Comunicado: Pueblos originarios expresan preocupación por su seguridad

Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional
Al Congreso Nacional Indígena
Al Concejo Indígena de Gobierno
A la Sexta Nacional e Internacional
A las Redes de Resistencia y Rebeldía
A las mujeres y hombres dignos y rebeldes

Valle de Jobel, 5 de agosto de 2019.

Compañeras, compañeros con dolor les decimos que miramos con preocupación lo que está pasando en los territorios de los Pueblos Originarios.

Sin dejar pasar el contexto nacional en materia de seguridad en lo que va del periodo de 01 de diciembre de 2018 a junio de 2019, según varios medios de comunicación y la misma Secretaria de Seguridad hay una cifra aproximada de entre 18,000 a 20,000 asesinatos en lo que va de éste año. Un promedio de homicidios de 95 personas por día. Sumado el alarmante aumento de agresiones violentas hacia las comunidades indígenas.

El Congreso Nacional Indígena (CNI) ha sido atacado una y otra vez, en lo que va de este sexenio bajo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Han sido asesinados al menos diez miembros de diferentes organizaciones y comunidades pertenecientes al CNI: ocho personas del CIPOG-EZ, una persona de la comunidad nahua de Amilcingo, Morelos perteneciente Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua y una persona de la comunidad nahua Zacualpa, municipio de Comala, Colima.

Algunos de los hostigamientos y ataques armados que venimos registrando en diferentes comunidades integrantes del CNI:

El 30 de mayo de 2019, represión y despojo a la comunidad Otomí residente en la Ciudad de México que mantenían campamentos temporales desde el sismo ocurrido el 19 de septiembre de 2017, en la colonia Juarez. El 31 de mayo de 2019 ataque armado donde destruyeron las viviendas y robaron las pertenencias de la comunidad Binizza de San Pablo Cuatro Venados, municipio de Zaachila, Oaxaca.

Entre el mes de mayo y julio se ha acelerado la violencia contra nuestras compañeras y compañeros del CIPOG-EZ. Después del asesinato de las ocho personas, el 20 de julio informaron que varios comandos armados del grupo narcoparamilitar de los «Ardillos» sitiaron la comunidad de Tula, Guerrero, con varias horas de ataque armado.

En Chiapas, desde enero del 2019, la organización Ikoltyañtyel Lak Lumal (La Esperanza de Nuestros Pueblos) integrante del CNI viene denunciando, amenazas, hostigamiento hacia la comunidad de San José El Bascán, municipio de Salto de Agua, Chiapas., por parte de Artemio Álvaro Vázquez supuesto propietario de las tierras que nuestros compañeros y compañeras habitan y trabajan desde el año 1994. El día 18 de julio de 2019 el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé en Acción Urgente denunció el desplazamiento de nuestros compañeros y compañeras “aproximadamente a las 4 de la tarde, un grupo de personas provenientes del ejido Tioquipan El Bascán, del mismo municipio, ingresaron violentamente al territorio de la comunidad San José El Bascán y provocaron el desplazamiento forzado de 7 familias”.

En el contexto de hostigamiento militar en Chiapas, durante este sexenio con el despliegue de la Guardia Nacional (SEMAR, SEDENA y policía federal) se encamina la creación de 12 coordinaciones regionales. Tomando en cuenta el aproximado de al menos 76 campamentos existentes en todo el estado, donde mínimo 65 de ellos se encuentran salpicados en zonas de confluencia de los Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas. Lo que representa la continuidad y profundización de la militarización, manteniendo el cerco de hostigamiento y amenazas a la autonomía de las comunidades zapatistas.

El pasado 08 de julio de 2019 se registró que a las 9:00 hrs., en la cabecera municipal de Salto de Agua, Chiapas, la Secretaría de Movilidad y Transporte decomisó dos camionetas marca Nissan que realizaban servicio de transporte autónomo. Esta acción representa una agresión contundente a las Bases de Apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (BAEZLN),

El mapa de la minería también habla, la vigencia de una concesión minera es de hasta 50 años, los pueblos que tienen ahí sus territorios puede estar viviendo y trabajando sin saber que en determinado momento podría ser víctima de intentos de despojo, contaminación y otros daños ambientales. Existen individuos que tienen concesionadas extensiones de terreno, como Jorge Jiménez Arana, quien es el representante legal de Blackfire Exploration México, con presencia en Chicomuselo, Chiapas, en donde ahora está instalado el cuartel militar más grande de Chiapas, y donde se ha denunciado vigilancia por parte de militares a quienes están defendiendo a la Madre Tierra. La presencia militar es para resguardar los intereses de la corporación Blackfire, desarticular las resistencias, provocando el aumento del alcoholismo, prostitución, consumo de drogas.

Todo esto para imponer la Cuarta Transformación que significa el despojo de los territorios, el desplazamiento forzado de sus comunidades, el cambio en el uso del suelo, el desarraigo cultural. Para beneficiar a las empresas transnacionales a costa del exterminio de los pueblos.

Del mismo modo pedimos solidarizarse y estar al tanto de nuestros seis compañeros presos indígenas en lucha, organizados en Chiapas, que mantuvieron una huelga de hambre por más de 100 días, quienes hoy están resistiendo y luchando por su libertad, a quienes el mal sistema de gobierno los mantiene vulnerando sus derechos, ya que fueron objeto de tortura, entre otras violaciones a sus derechos, siendo que son inocentes.

En suma; hacemos un llamado a estar atentos y atentas, a estar informándose e informando ante dicho re-acomodo geoestratégico en el sur-sureste: los grandes megaproyectos económicos como el Proyecto Integral de la Península (incluido el Tren Maya y la autopista Palenque – San Cristóbal), el Proyecto Integral del Itsmo de Tehuantepec, el Proyecto Integral Morelos, la refinería de Dos Bocas en Tabasco. Considerando urgente organizarnos desde lo local-regional-nacional para frenar la maquinaria del sistema capitalista patriarcal, dado que las consecuencias de destrucción de la Madre Tierra y la ruptura del tejido social-comunitario serán devastadoras para todas las personas, estén en la geografía que estén.

Red de Resistencias y Rebeldías AJMAQ

Derechos humanos, Seguridad, Tierra y territorio

Deja un comentario