Embarazadas presentan demandas para ser atendidas

Lidia es indígena tzeltal originaria de Lacandón. Llegó a vivir a Nahá con Víctor, su pareja, que es indígena lacandón. En enero de 2013 se embarazó por primera vez. Cuando fue tiempo de parir, viajó al municipio de Emiliano Zapata, donde se encuentra el Hospital Benemérito de las Américas, del Programa Oportunidades. Pero ahí no pudieron atenderla por falta de personal médico, así que la trasladaron en ambulancia al hospital de Palenque, pero parió en el camino. Además, Lidia había sido diagnosticada con una cardiopatía, lo que convertía su embarazo en uno de alto riesgo.

En 2017, cuando GIRE la conoció, cursaba un embarazo de 22 semanas. Llevaba el control prenatal en la UMR, y enfrentaba las mismas deficiencias que las otras mujeres: falta de medicinas y vitaminas, de máquina para realizar ultrasonido y la ausencia del médico. El 16 de febrero de 2018, acompañada por GIRE, Lidia presentó una demanda de amparo  en contra de la Secretaría de Salud local y federal, el IMSS, la Secretaría de Desarrollo Social y la Coordinación Nacional de Prospera, por las violaciones graves a su salud que ponían en peligro su vida y la del producto. El Juez ordenó, como en los otros casos: que se le brindara la atención médica necesaria. El 26 de abril, se dictó sentencia definitiva favorable. Sin embargo, se presentó el recurso de revisión.

Debido a la cercanía del parto y a no saber exactamente cómo se encontraban de salud, GIRE buscó un acercamiento con el IMSS Prospera para que brindaran atención médica a Lidia. También se realizó una campaña en redes sociales para presionar a las autoridades.

GIRE

INFORMATE MÁS SOBRE EL CASO

Género, News

Deja un comentario