Ve

Conoce la galería virtual Fuimos Todas

por El Día Después

El 8 de marzo de 2020, miles mujeres de México y del mundo tomaron las calles para exigir justicia. La mayoría lo hizo de manera pacífica, ocupando las calles y gritando consignas, con carteles en mano, brillantina, pañuelos verdes y morados. El reclamo era el mismo: la creciente violencia de género e impunidad, tras un demoledor aumento de feminicidios.

Después vino el histórico paro nacional de mujeres. Bajo la consigna, “El nueve ninguna se mueve”, el 9 de marzo fue conocido como #UnDíaSinNosotras, en el cual, estudiantes, amas de casa y trabajadoras suspendieron sus actividades con el objetivo de visibilizar el peso que tenemos en cada sector del país.

Desde 2017, el activismo feminista en México, inspirado en gran medida por el movimiento #MeToo, tomó fuerza. En nuestro país y el resto de América Latina surgió el #NiUnaMenos, el cual clama por políticas públicas para frenar la ola de violencia de género.

Sin embargo, este impulso se vio frenado por el confinamiento; la llegada del COVID-19 ha disparado las inequidades y recluido a muchas mujeres con sus abusadores, lo que se traduce en un aumento en la violencia, en especial, en la doméstica, sumado a la carga en las tareas del hogar y del cuidado.

Locatel reportó que, de enero a noviembre de 2020, recibió nueve mil 694 llamadas por violencia familiar, 48.5 por ciento más que en el mismo periodo de 2019; mientras que en 2020, la Fiscalía de las Ciudad de México atendió 27 mil 767 denuncias, tres mil 245 más que el año anterior.

Las emergencias humanitarias, como las pandemias, ponen a las mujeres y niñas en mayor riesgo, debido a la desigualdad, la discriminación de género, las reglas sociales, las masculinidades nocivas, entre otros factores.

Pese al freno impuesto por el COVID-19, las violencias no cesaron, pero la lucha tampoco.

Los colectivos feministas no pararon durante 2020. Destaca la protesta por las agresiones que sufrió Melanie, por parte de policías en una manifestación en Jalisco o la creación de la “Okupa de Cuba” por mujeres víctimas de abuso y acoso, en la promoción y defensa de Derechos Humanos, quienes convirtieron las instalaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en un lugar de resistencia contra las agresiones “machistas”.

Durante el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, López Obrador afirmó que las causas de homicidios y feminicidios son las mismas; a lo que la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, reviró: “las causas del feminicidio no son las mismas que las de un homicidio y es lo que estamos atendiendo”; un mes después, el presidente reconoció que los feminicidios han aumentado 8.9 por ciento.

Ana Paola, Diana, Elizabeth, Fatima, #LaBebaDeAragón, Elsy, Danna, Mireya, Jessica, Ayelín, Bianca, Sofía Alejandra, Ana y Dulce María son sólo algunas de las víctimas de feminicidio que constatan ese dato, y son prueba de lo mucho que falta por hacer.

A todas las asignaturas pendientes, se le suma el caso de Félix Salgado Macedonio, quien pese a tener dos denuncias de abuso sexual en su contra, ha recibido el respaldo del Presidente para aspirar a la gubernatura del estado de Guerrero, sin importar la oposición de las mujeres dentro de su partido y de la sociedad en general, que, por medio de las redes sociales, le han hecho un llamado a que “rompa el pacto” (patriarcal).

Y aunque atrás quedo la imagen de la protesta multitudinaria de marzo de 2020, este 8-M la bandera fue esa, la de “Un violador no será gobernador”, ni cualquier otro tipo de agresor. Pues, en un país con un 99 por ciento de impunidad en delitos sexuales y donde 10 mujeres son asesinadas todos los días, ese no podía dejar de ser el reclamo de todas aquellas que se manifestaron, ya sea en las calles o desde el confinamiento.

El movimiento feminista mexicano no está en contra del Gobierno ni abandera colores partidistas, pero sí será oposición mientras el Estado continúe indiferente a las violencias patriarcales y que el confinamiento puso, aún más, en evidencia.

La web de la exposición estará disponible hasta el 20 de abril del 2021.

GALERÍA COMPLETA AQUÍ