Lee

Informe: Situación de los derechos humanos de las personas trabajadoras del hogar

por El Día Después

Informe completo dando click aquí

Las personas trabajadoras del hogar han sido un grupo históricamente excluido y discriminado. Su lucha por ser reconocidas en la legislación y por la sociedad para tener acceso y ejercer derechos laborales ha sido un camino largo que ha tenido avances, pero aún varios retos. Lo anterior es resultado del gran estigma social que gira en torno a la idea de que el trabajo del hogar solo es una tarea o apoyo que las mujeres, específicamente, están obligadas a realizar sin que éste aporte a la economía del país.

En los últimos años se realizaron reformas a la Ley Federal del Trabajo y a la Ley del Seguro Social con las cuales se brindó una amplia protección a los derechos laborales de las personas trabajadoras del hogar; sin embargo, una gran parte de este grupo, conformado en su mayoría por mujeres, aún no cuenta con prestaciones de ley, con contratos por escrito, no tienen acceso a servicios de salud y seguridad social, y su salario está por debajo del salario mínimo nacional, en la mayoría de los casos.

Todo ello forma parte de la desigualdad y discriminación estructural que las personas trabajadoras del hogar han enfrentado a lo largo del tiempo, en especial las mujeres, quienes tienen mayores barreras laborales derivadas de la división sexual del trabajo y de los estereotipos de género que justifican un trato diferenciado entre hombres y mujeres, lo que las pone en una situación de mayor vulnerabilidad, violencia, maltrato, exclusión y discriminación.

Esto las hace un grupo de atención prioritaria y personas trabajadoras que por su condición de vulnerabilidad requieren de una atención especial, con base en la Constitución Política de la Ciudad de México. Por lo anterior, el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED), como órgano descentralizado del Gobierno de la Ciudad de México que tiene como finalidad fomentar acciones tendientes a prevenir y eliminar la discriminación en la ciudad, consideró prioritario conocer la situación de derechos de las personas trabajadoras del hogar en la Ciudad de México frente a la reciente firma y ratificación por el Estado mexicano del “Convenio sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos”, número 189, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que entrará en vigor en nuestro país en julio del 2021, para su implementación tanto a nivel federal como local.